Paro y Empleo en Navarra/Nafarroa. Un reto de todos y de todas

Koldo Martínez, portavoz de Geroa Bai en el Parlamento de Navarra
El Parlamento de Navarra abordaba ayer un Pleno Monográfico sobre el Empleo en Navarra. Un problema y un reto que es transversal a toda la sociedad navarra. Para abordarlo es fundamental conocer con toda su crudeza la dimensión de sus datos; y apostar por políticas económicas con visión de futuro y políticas sociales con visión de presente. Reproducimos aquí la intervención de Koldo Martínez en el Pleno. fijando la posición de GEROA BAI  

Egun on, parlamentari jaun andreak.

No podría comenzar una intervención en este pleno monográfico sin recordar a las miles de personas que, ahora mismo, hacen cola en una oficina de empleo. O que están en casa preocupadas por su situación laboral. O que sienten encima la presión de un ERE. No puedo hablar desde esta tribuna hoy sin recordarles. Porque nuestra primera obligación es recordar que todas las iniciativas que hoy planteemos aquí tienen como objetivo a esas personas. El objetivo de toda política económica ha de ser las personas. No las grandes cifras macroeconómicas.

Y lo cierto es que lo que nos dicen estas cifras no es nada alentador.

Nazioarteko Lan Erakundeak, pasa den urtarrilaren 19an argitaratu zuen bere ‘Munduan Gizarte eta Lan Etorkizunaren Txostenean’ ziurtatzen zuenez, munduko ekonomiak ahultasun keinuak agertzen ari ditu berriro, langabezia 2015ean 197 milioi pertsona baino gehiagora iritsiz mundu osoan, eta gaur egun dagoen enplegua geroz eta ahulagoa bihurtuz. Datozen bi urteetan langabezia 3,4 milioi gehiago haztea aurreikusten da, bai eta 2016ean 1,5 mila milioietara iritsiko dela, klase ertainaren hazkundea geldotuz eta gizartearen haserre arriskua areagotuz, langileen pobrezia gehiago gutxitzeko esfortzuen gelditzera eramanez eta hazkundea hobetzeko jardueren eta erronka demografikoen betetzea eragotziz. Eta horregatik dio enpleguaren kantitate eta kalitateari zuzenduriko neurriak behar direla, bai eta diru sarreren ezberdintasunei aurre egitekoak ere.

Hau guztia, 2010 aitzinetik, munduko elite politikoaren aurrekontu-esfortzu nagusiak langabezia murrizteko baino beste lehentasun oso ezberdinetara zuzendurik egon direlako.

 Munduko 62 pertsona aberatsenek haien aberastasuna %44 areagotu dute 2010etik aitzina. Horren aurrean, biztanleria globalaren erdi txiroenak, 3.500 milioi pertsonek haien aberastasun globalaren zatian %41eko gainbehera ikusi dute. Eta aldi berean, mundu mailako biztanleria 400 milioi pertsona hazi da. Aberastasunaren kontzentrazioak esku gutxi batzuengan egungo erritmoan jarraitzen badu, gaur autobus batean sartuko liratekeen 62 pertsona hauek, oso urte gutxiren buruan askoz gutxiago izango dira eta minibus batean sartuko lirateke, edo asko estutuz, Mini batean.

Nafarroa ez da irla bat. Nafarroa ere, ekonomia ahuldu den mundu honetan murgildurik dago, non susperraldian dauden ekonomien dezelerazioak, lehengaien salneurrien merkatzearekin batera, onbideratzea eragozten dute, non merkataritza eta inbertsio fluxuek mantso jarraitzen dute. Hortaz denontzako lan duinaren helburua zailagoa da gaur.

La OIT (Organización Internacional del Trabajo) en su Informe Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo, publicado el pasado 19 de enero afirma que la economía mundial está mostrando nuevo signos de debilidad, llevando en 2015 el desempleo a más de 197 millones de personas en todo el mundo, y haciendo que el empleo existente sea cada vez más vulnerable. Se prevé que en los próximos dos años, el desempleo crezca en 3,4 millones más, y que alcanzará a 1,5 mil millones en 2016, dando lugar a una pausa en el crecimiento de la clase media e intensificando el riesgo de malestar social, abocando al estancamiento de los esfuerzos para reducir aún más la pobreza de los trabajadores y dificultando las actividades de mejora del crecimiento y el cumplimiento de los retos demográficos. Y por eso afirma que se necesitan medidas políticas dirigidas a la cantidad y calidad del empleo, así como a la lucha contra la desigualdad de ingresos.

Todo esto porque, a partir del año 2010, los principales esfuerzos presupuestarios de la élite política mundial están siendo dirigidos a otras prioridades muy distintas de la reducción del desempleo.

Las 62 personas más ricas del mundo han aumentado su riqueza en un 44% desde 2010. Por el contrario la mitad más pobre de la población global, 3.500 millones de personas han visto caer su parte de la riqueza global en un 41%. Y al mismo tiempo, la población mundial ha aumentado en 400 millones de personas. Si la concentración de la riqueza en las manos de unos pocos continúa al ritmo actual, estas 62 personas que hoy cabrían en un autobús, en muy pocos años serían muchas menos y cabrían en un minibús, o si me apuran, en un Mini.

Navarra no es una isla. Navarra está también inmersa en este mundo cuya economía se ha debilitado, en el que la desaceleración de las economías emergentes junto con el descenso de los precios de las materias primas dificultan la recuperación, en el que los flujos comerciales y de inversión siguen lentos, por lo que el objetivo de un trabajo digno para todas y todos es hoy más complicado.

En España, la reforma exprés del artículo 135 de la Constitución, perpetrada por PP, PSOE y UPN, seguida de las normas que la complementan, ha servido para que el PP y su obediente cómplice, la UPN, cada uno en su ámbito, pusieran en marcha una inusitada política de extrema austeridad, recortes, privatizaciones e involución social.

Una política basada en un discurso moral -inmoral, más bien- que demoniza el gasto público, señalándolo como el principal responsable de la situación de crisis actual, a la vez que instaura y bendice las medidas de austeridad y ahorro público.

Desde entonces, la situación no ha mejorado para la mayoría de la ciudadanía. Sí ha mejorado la situación de un colectivo: el de la banca. La banca ha recibido 100.000 millones de euros. La mayor parte de esas ayudas no se recuperarán nunca, y el rescate bancario ha agravado el déficit público y ha repercutido en la deuda. No soy yo quien lo dice: son palabras de Cristóbal Montoro en declaraciones a El País el 29 de septiembre de 2012.

La banca ha saneado sus cuentas. La deuda y el déficit público siguen ahí. Y mientras, en 2014 un 29,2 % del total de la población española, esto es, 13.657.232 personas estaban en riesgo de pobreza y/o de exclusión, 2,3 millones más que en 2008, superando en 6 puntos porcentuales la media de la UE. Sólo en 2014, tras producirse la subida más alta de la tasa AROPE desde el comienzo de la crisis, 800.000 personas más pasaron a formar parte de esa bolsa de riesgo de pobreza o de exclusión.

España es el país de la OCDE en el que más ha crecido la desigualdad, tan solo por detrás de Chipre, y casi 10 veces más que el promedio europeo. Incluso 14 veces más que en Grecia.

En 2015, el 1% de la población concentraba ya casi tanta riqueza como el 80% más pobre. Y la fortuna del 5% superaba ya la riqueza en manos del 90% más pobre, es decir hay 2,3 millones de personas en nuestro país que poseen un patrimonio superior al de 42 millones de personas. A lo largo de estos últimos 15 años, ese casi 30% de población que vive en situación de riesgo y exclusión ha visto cómo sus activos netos apenas crecían un 3%, mientras que el del 10% más rico se disparaba un 56%. De hecho, la fortuna de sólo 20 personas en España es ya equivalente a la que concentra el 30% más pobre del país.

Así, España es el segundo país de la Unión Europea en el que más ha crecido la distancia entre el 20% con más rentas y el 20% más pobre, desde el principio de la crisis, tan sólo por detrás de Estonia. Entre 2007 y 2014, se ha producido un desplome en el salario medio en España, con una caída del 22,2%.

Además, España triplica hoy la tasa media de paro en los 34 países de la OCDE y dobla la existente en la zona euro. En paro juvenil, es el país con peores datos de toda la OCDE. Casi la mitad de los jóvenes españoles que quieren trabajar no tienen empleo.

El 60% de las personas paradas llevan más de un año buscando empleo sin encontrarlo, más de 3,5 millones de personas. Y con una tasa de paro estructural del 20%, sólo 8 de cada cien nuevos empleos son indefinidos.

Por otro lado, los contratos temporales han alcanzado en 2015 sus máximos históricos, llegando a un récord de 17,07 millones, pese a que el nivel de empleo es muy inferior al de antes de la crisis (20,6 millones de empleos en 2007 frente a 17,9 millones ahora). Y la duración de estos contratos ha bajado de 79 días en 2006 a 53,4 en 2015.

Al mismo tiempo, los presidentes de las empresas del IBEX35 cobran ya 158 veces más que el salario de un trabajador medio. Mientras las remuneraciones de los altos ejecutivos de estas empresas han crecido un 80%, el salario de los trabajadores cayó un 1,5%. La pérdida de poder adquisitivo de los salarios es claramente una de las razones que explican el incremento de la desigualdad en España. Señoras parlamentarias y parlamentarios de UPN y PP, no quieran desligar esta situación de la reforma laboral aprobada por ustedes en 2012, que todavía ha otorgado más poder a las grandes corporaciones, a costa por supuesto de disminuir el de las trabajadoras y trabajadores. ¿Dónde quedan esos loables objetivos que pretendía conseguir? Leo textualmente: “facilitar la contratación, con especial atención a los jóvenes y a los parados de larga duración, potenciar los contratos indefinidos frente a los temporales y que el despido sea el último recurso de las empresas en crisis”, además de “acabar con la rigidez del mercado de trabajo y sentar las bases para crear empleo estable”. ¿Cuándo van a reconocer el fracaso de esta medida? ¿O es que quizás, ustedes, en su fuero interno, saben que no fue un fracaso, porque el objetivo era precisamente ése, contribuir a generar estas desigualdades y arrebatar a las trabajadoras y trabajadores derechos adquiridos con sangre, sudor y lágrimas a lo largo de décadas? En ese caso, zorionak, porque lo han conseguido, aunque ahora se manifiesten en contra de despidos basados precisamente en esa reforma laboral.

Sí, tal y como señala la OCDE, los hogares con menos ingresos son los que han sufrido una mayor caída de los mismos durante la crisis. La crisis nos deja más empobrecidos y más desiguales.

La evolución en el diseño tributario en España a lo largo de estos últimos años refleja justamente cómo el peso de la crisis ha ido recayendo cada vez menos en las grandes empresas y las grandes fortunas. España sigue teniendo una de las presiones fiscales efectivas más bajas de toda Europa, 8,2 puntos por debajo del promedio de la Eurozona, con un diseño injusto en el que el 85% del esfuerzo recae sobre las familias frente a una contribución casi nula de la fiscalidad sobre el patrimonio, la riqueza o el capital. La recaudación por los rendimientos del capital en 2014 cayó un 12,6% a pesar de que las ganancias patrimoniales crecieron un 40%. 9 de cada 10 euros recaudados provienen del bolsillo de los trabajadores, mientras que menos de 1 euro lo hace de los rendimientos del capital.

La contribución en el Impuesto de Sociedades (IS) es especialmente baja y preocupante. En 2014, se recaudaba un 58% menos por este impuesto que en 2007. Sin embargo, este bajo rendimiento en el IS (entre los 10 peores de la UE) no refleja la evolución positiva en los beneficios empresariales. En este mismo periodo de tiempo, los beneficios empresariales son tan solo un 1% inferiores a los de 2014 pero la recaudación se ha desplomado un 58%. 17 de las 35 empresas del IBEX35 no paga nada por el impuesto de sociedades en España.

Tan sólo 3 compañías cerraron el ejercicio 2014 con pérdidas, y sin embargo son una gran mayoría las que logran reducir su factura fiscal gracias a los mecanismos de planificación fiscal que utilizan, y a una gran batería de incentivos fiscales que les benefician. Mientras la inversión desde España hacia la UE cayó un 15% el año pasado, la inversión hacia paraísos fiscales creció un 2.000%.

Sólo la inversión que se fuga desde España hacia las Islas Caimán reduce los ingresos de las arcas públicas entre 144 y 550 millones de euros al año. Con lo que esta pérdida de recursos supone, se podría cubrir toda la asistencia sanitaria a la población inmigrante en España o incluso garantizar la atención a 42.000 dependientes más. No era imprescindible, como desde UPN y PP se nos ha querido vender durante los últimos años, precarizar los servicios públicos mediante salvajes recortes como los que se han llevado a cabo en Educación, Salud, Dependencia, prestaciones sociales, Cultura o políticas de igualdad, por citar unos pocos ejemplos. Los gobiernos pueden fijar prioridades de actuación, pero la de acabar con los paraísos fiscales nunca ha sido una prioridad en la agenda de las élites políticas.

 Eta Nafarroa? Nafarroa ez da irla bat, esan dut jada, eta problematika global berean murgilduta dago. Denok ezagutzen dugu, denok ikusi ditugu Biztanleria Aktiboaren Inkestaren datuak. Eta denok egin ditugu gure kalkuluak datu horiek azken hilabetekoekin, azken urtekoekin, maiatzeko hauteskundeen aurretik zeudenekin eta egungo gobernuarekin daudenekin konparatuz. Eta denok atera ditugu ondorioak… Egia dena da, krisialdiaren denboraleari Estatuko Komunitate Autonomoen artetik hobekien aurre egiten ari diona izanda ere, bertan murgildurik dagoela Nafarroa eta bere talka beste edozeinek bezala pairatzen duela. Hori bai, Geroa Baitik argi dugu, krisialdi ekonomikoaren jatorriak herrialde ezberdinetan oso antzekoak izan arren, bertatik ateratzeko moduek asko dutela ikustekorik ezarri beharreko politikekin, eta emaitza oso ezberdinak dakartzatela. Eta, gure kasuan, politika hauek krisialdiaren irtenbide sozial baten eskutik etorriko dira, pertsonen eta haien beharrizanen zaintza erdigunean jarriz. Gure bizilagunen eguneroko bizitzaz ahazten den datu makroekonomikoaren hobetzearekin ez gara konformatuko. Eta horretarako gure autogobernuan sakondu beharra dugu, diagnostiko errealistak egiteko eta irtenbide zuzenak proposatzeko beharrezkoa den egoeraren ezagutza gertutasunetik bakarrik lortzen denaren uste umil baina zintzoan. Ekonomia mundu honetan “kafea denontzat” ere ez du balio, eta horregatik Nafarroak funtsezko eskumenak bereganatzea proposatzen dugu Geroa Baitik, hala nola Segurantza Sozialaren arloan transferentzia osoa, bere erregimen ekonomikoaren kudeaketa guztia barne; Ikerkuntza, garapen eta berrikuntza arloan transferentzia osoa eta lan arloan transferentzia, lan politika aktibo eta pasiboak eta lanaren ikuskaritza barne. Hau guztia Foruaren Hobeagotzean dator, hortaz borondate politiko hutsean datza hau gauzatzea.

Y Navarra? Navarra no es una isla, ya lo he dicho, y está inmersa en esta misma problemática global. Todas conocemos, todos hemos visto los datos de la última Encuesta de Población Activa. Y todos hemos hecho nuestros cálculos relacionando los datos con los del último mes, los del último año, los previos a las elecciones de mayo y al gobierno actual. Y todos hemos sacado conclusiones… Lo cierto es que, aun siendo una de las Comunidades Autónomas del Estado que mejor está capeando el temporal de la crisis, también se ve inmersa en ella y sufre sus envites como cualquier otra. Eso sí, desde Geroa Bai tenemos claro que, aunque la crisis económica tenga causas profundas muy similares en los distintos territorios, la manera de salir de ella tiene mucho que ver con las políticas a aplicar, y produce consecuencias muy diferentes. Y, en nuestro caso, estas políticas irán de la mano de una salida social a la crisis, poniendo en el centro el cuidado de las personas y de sus necesidades. No nos conformamos con una supuesta mejora de los datos macroeconómicos que se olvida de la vida diaria de nuestros conciudadanos y conciudadanas. Y para ello necesitamos profundizar en nuestro autogobierno, en la creencia humilde pero sincera de que sólo desde la cercanía se adquiere el conocimiento de las situaciones necesario para realizar diagnósticos realistas y proponer soluciones acertadas. En esto de la Economía tampoco vale el “café para todos”, y por eso desde Geroa Bai proponemos que Navarra asuma competencias clave, como la transferencia completa en materia de Seguridad Social, incluida la gestión de su régimen económico; la transferencia completa en materia de I+D+i y la transferencia en materia laboral, incluidas las políticas activas y pasivas de empleo y la inspección de trabajo. Todo esto viene recogido en el Amejoramiento del Fuero, así que es simplemente cuestión de voluntad política que esto se lleve a cabo.

Dicho esto, sí quiero hacer una valoración de la última subida del paro en nuestra Comunidad. Esta subida tiene un marcado carácter estacional, porque en enero siempre ha subido el paro. Y afecta fundamentalmente al sector servicios. La valoración interanual es positiva, con 4.315 personas menos en paro este año que en enero de 2015. Ha aumentado la contratación indefinida, con el mayor incremento de los últimos años. Ha aumentado también el número de personas afiliadas a la Seguridad Social, un 2,86% en un año.

Las mujeres siguen cobrando casi un 30% menos que los hombres por el mismo trabajo. Continúa dándose una mayor incidencia del paro en mujeres que en hombres (24.661 frente a 20.452), lo que es aún más reseñable si tenemos en cuenta que la tasa de actividad femenina es unos 10 puntos más baja que la masculina. Y además, en el último año el desempleo ha bajado el doble para los hombres (un 12%) que para las mujeres (un 5,8%). Y del total de personas ocupadas en empleos a tiempo parcial, más del 80% son mujeres. Hay, pues, una importante brecha de género tanto en el trabajo como en su falta.

La tasa de actividad, esto es, el resultado de dividir el número de activos en relación con la población de 16 y más años, se sitúa en un 58,7% (por debajo de la media del Estado 59,4%) y va descendiendo en los últimos años. Es una baja tasa de actividad que puede estar relacionada con el envejecimiento de la población (que sí se está produciendo) y con una salida de la población activa, especialmente de los jóvenes que se ven obligados a salir fuera de nuestras fronteras para encontrar un trabajo, muchas veces muy por debajo de las tareas para las que están formados además. Es éste un dato francamente preocupante para la sostenibilidad del sistema de pensiones.

Estatistikak erabiltzeko joera nabaria dago Politikagintzan, datuak erabiltzearena, diskurtso propioaren alde. Esana zuen, Churchillek oker ez banago: “Nik manipulatu ditudan estatistikekin fidatzen naiz bakarrik”. Eta horrela, denok erabili dugu estatistika metralla bailitzan, gure etsaia erasotzeko. Baina nik ikuspuntu honetatik aldentzeko gonbita luzatu nahi dizuet, langabeziaz ari baikara hitz egiten, pertsona eta familien sufrimenduaz… Orain dela egun gutxi denok manifestatu ginen TRWko langileei elkartasuna adierazteko… Desiragarria litzateke orain ere gure ezberdintasunak alde batera utzita elkarlanean aritzea gizarteak eskatzen dizkigun adostasun minimoak lortzeko.

Hay una tendencia acusada en Política a usar las estadísticas, los datos, en favor de un discurso propio. Ya lo dijo, creo que era Churchill: “Sólo me fío de las estadísticas que yo he manipulado”. Y así, todas y todos hemos utilizado la estadística como si fuera metralla, para atacar a nuestro adversario. Pero yo les voy a invitar a apartarnos de este enfoque, porque estamos hablando de paro, de desempleo, de sufrimiento de personas y familias… Hace unos pocos días todos nos manifestábamos para solidarizarnos con los trabajadores de TRW… Sería deseable que ahora también dejáramos a un lado nuestras diferencias y arrimáramos el hombro para alcanzar los mínimos de consenso que la sociedad nos exige.

Hortaz, denontzako komunagoa den lupa bat erabiltzeko gonbita luzatzen dizuet Nafarroako datuak modu kualitatiboagoan ikusteko. Langabezia, arazo global moduan analizatzeko, bere konponbidea aurkitzeko, denok lagundu behar baitugu, gure ezberdintasun politikoen gainetik. Hau da, kalitatezko enpleguaren alde itun bat lor dezagun, maila altua eta hiri handi zein txikiei elkartasun esfortzua eskatuko dien ituna, haien biztanleriaren araberako baliabide ezberdinekin, jubilatuei, enpresei, kontratu mugagabea duten adin ertaineko (larritutako) langileei eta denbora baterako kontratua duten (sumindutako) gazteei. Segurantza Soziala saritzea beharrezkoa da, baina alor fiskalean ematen diren esfortzuak ere, gobernu honek onartu berri duen erreformaren ildoan, eta asmo gehiagorekin ere. Ezker erradikalari proiektu europarrarekiko bere gorrotoa ahaztea eskatzen du (nolabaiteko adina dudanez, ongi oroitzen dut “merkatarien Europarekiko” antikapitalistek zuten nazka sakona), bai eta eskuinari eta sozialdemokratei gogoraraztea modu justuan eta neurriz kanpokoak ez diren baldintzetan sortutako zorrak ordaindu behar direla bakarrik.

Les invito, por tanto, a que usemos una lupa más común para todos y todas y veamos la EPA en Navarra de manera más cualitativa. Que analicemos el paro como un problema global a cuya solución todas y todos debemos contribuir, por encima de nuestras diferencias políticas. Es decir, que lleguemos a un pacto por el empleo de calidad, un pacto que va a requerir altas miras y un esfuerzo de solidaridad a las grandes ciudades y a las pequeñas, con sus distintos recursos y poblaciones, a los jubilados y jubiladas, al empresariado, a los (angustiados) trabajadores de mediana edad con contratos indefinidos y a los (exasperados) jóvenes con contratos temporales. Requiere bonificar la Seguridad Social (un tercio del coste del salario), pero también esfuerzos en materia fiscal, en línea con la reforma que este gobierno acaba de aprobar, e incluso de una manera más ambiciosa. Exige a la izquierda radical olvidar su inquina al proyecto europeo (ya con cierta edad, recuerdo bien la repugnancia atávica de los anticapitalistas por “la Europa de los mercaderes”) y recordar a la derecha y a los socialdemócratas, que sólo deben ser pagadas las deudas generadas de manera justa y en condiciones no abusivas.

No digamos desde el Gobierno como hizo la Consejera Goikoetxea en aquel pleno de 2013, que “en materia de empleo, la oposición me ataca y no aporta” porque también consta en el diario de sesiones de aquel día que “el Parlamento de Navarra acuerda la necesidad de terminar con las políticas masivas de austeridad neoliberal, ejecutadas por los gobiernos de UPN en Navarra y PP en el Estado, e insta al Gobierno de Navarra a articular un Plan Público de Reactivación, Inversión y Empleo para los años 2013, 2014 y 2015” y se incluían medidas como “una reforma fiscal que incremente la presión fiscal sobre las rentas de capital, rentas altas y beneficios empresariales de las grandes empresas” y también ofertas públicas de empleo en Educación, Salud, etc… Un mandato parlamentario al que el anterior Gobierno hizo caso omiso.

Navarra no es una isla. Somos parte de un mundo globalizado, de una Europa de mercado común, de oportunidades y de amenazas comunes. Entre ellas, la de la deslocalización. La de empresas que dicen quebrar para llevarse la producción a otros países. Debemos apostar por fortalecer las capacidades de nuestros trabajadores en el conjunto del continente.

Ya en 1995 el Comité de las Regiones aprobó un dictamen en el que pedía a la Unión Europea “el establecimiento de una Estrategia industrial comunitaria, que garantice que las necesidades a largo plazo del desarrollo industrial no se subordinen a las perspectivas a corto plazo de los mercados de capital e instituciones financieras”.

Debemos estar atentos para que las empresas que han recibido ayudas públicas de Navarra no puedan, meses después, alegar pérdidas para desmontar factorías enteras. Vigilemos también para que las empresas que operan en Navarra se puedan beneficiar de legislaciones europeas que garanticen el futuro de nuestros trabajadores. Debemos también apostar por impulsar el Comité de Empresa Europeo y por la constitución de Comités de Empresa Transnacionales para que todas las partes tengan acceso a información clave que les afecta directamente. Es de justicia, y ayuda a una gestión más social y participativa de las empresas, al estilo del modelo aplicado, por ejemplo, en Alemania.

Quiero resaltar ahora el paradigma del cambio tecnológico. Estoy convencido de que el principal elemento que condiciona la creación de empleo en nuestra sociedad es el cambio tecnológico que produce la digitalización de los procesos de producción y la incorporación de internet a los elementos de uso y consumo, el llamado IOT (Internet of things). Según el Foro Económico Mundial, debido a esta robotización y digitalización, el empleo se reducirá en más de 5 millones hasta el 2020, porque de cada siete millones de puestos de trabajo que se pierden, tan solo se recuperan dos, y casi siempre de peor calidad que los anteriores.

Esta evolución tecnológica se está produciendo de forma exponencial en el tiempo. La mayoría de las industrias tradicionales están viéndose afectadas y ello está revolucionando la demanda de empleo y los perfiles de capacitación de los puestos de trabajo.

Volviendo a los datos de la EPA 2015 en Navarra, nos encontramos con que están en paro un 44,1% de los jóvenes de entre 20 y 24 años, y un 64,9% de los menores de 20 años, esto es que porcentualmente el problema se sitúa en el paro juvenil.

Si lo segmentamos por nivel de estudios, nos encontramos con graves carencias en el paso de la Educación Secundaria a la Formación Profesional, y un desajuste de la oferta universitaria con la demanda de empleo.

Por ello, el principal reto de las políticas de empleo que debe emprender el Gobierno consiste en adecuar la formación a la demanda de empleo, y establecer un verdadero servicio de oferta de empleo mediante los perfiles adecuados a los trabajos que las empresas demandan.

Se trata, pues, de ajustar oferta y demanda laboral mediante un servicio público de empleo eficaz y eficiente que cruce perfiles de demandantes y la oferta formativa, tanto en ciclo de FP como en las universidades navarras y del entorno.

Evidentemente, es preciso un cambio de modelo productivo que fomente la inversión en I+D+i como esquema de desarrollo a medio y largo plazo.

El mayor déficit formativo radica en la FP y en el exceso de oferta universitaria que no encuentra empleo en la economía foral. Se precisa, pues, un proyecto integral de FP dual, es decir, formación en empresas con especial énfasis en los sectores más innovadores y más internacionalizados de la economía navarra –agroalimentación, energías renovables, salud-biomedicina, turismo local, TICs…

Somos conscientes de que las personas de edades intermedias que no son nativas digitales, tendrán mayores dificultades, por lo que abogamos por una formación de calidad en los sectores donde esta necesidad sea mayor.

De ahí también que sea preciso fomentar desde el ámbito público la creación de un sector de empleo social, como cuarto pilar del mercado laboral, basado en la asistencia social y la sostenibilidad mediomabiental.

Varias son, pues, las tareas fundamentales que debe acometer el Gobierno en el marco de la situación actual del mercado laboral:

  1. Adecuación de la educación-formación a las necesidades del mercado.
  2. Políticas específicas para el colectivo juvenil, el más formado de nuestra historia. No se nos puede escapar el “conocimiento”, los líderes, las personas más formadas. Son el futuro de Navarra.
  3. Servicio público de empleo que analice y estructure debidamente los perfiles para ajustar oferta y demanda.
  4. Potenciación del sector de la economía social y apuesta por las inversiones en I+D+i.
  5. Tratamiento específico para las personas desempleadas mayores de 45-55 años en las políticas activas de empleo y de trato especial para que puedan acceder a una pensión digna después de una actividad laboral importante (muchas veces con 20-30 años de actividad laboral).
  6. Presupuestos más sociales para ayudar a quien más lo necesita. Atender al drama social del paro y la desigualdad. Esta es precisamente la razón de la reforma fiscal, enfocada a una mayor recaudación y un menor gasto suntuario para destinarlo a estos menesteres, para que las personas en paro de larga duración no pierdan la esperanza y puedan seguir viviendo con dignidad y luchando por un empleo de calidad. Las prestaciones por desempleo, subsidios, la renta garantizada deben cubrir las necesidades de una población que está ya en situación de exclusión y de pobreza y las de quienes se están deslizando peligrosamente hacia ella.
  7. Apostar por la participación, que exige trabajadores empoderados. Y no hay mayor empoderamiento profesional que la formación (dentro y fuera de la empresa). Empresas participadas con trabajadores empoderados son una gran base de empresas fuertes, competitivas y comprometidas con la calidad.
  8. En esta dirección, debemos apoyar la economía circular, esa propuesta pragmática y efectiva que nos permitiría desvincular el crecimiento económico del incremento en el consumo de materia y de energía a través de la redefinición de los procesos industriales para que los recursos puedan circular durante mucho más tiempo en el mercado, transformando las empresas actuales, creando nuevas empresas e industrias “circulares” y creando empleo de calidad.

 Por último, si queremos crear un modelo económico más justo y más sostenible, próspero e inclusivo, el tema de la distribución debe ser devuelto al corazón del manejo de la economía. Las economías construidas alrededor de salarios de pobreza y “sobresueldos” corporativos y privados a todas luces excesivos, son insostenibles. En este sentido, es preciso restaurar el equilibrio entre sueldos y beneficios, entre sueldos y horas de trabajo, y disminuir la enorme e insultante brecha salarial, no es ya una cuestión únicamente de justicia social y de proporcionalidad. Es un imperativo económico. Porque están en juego las vidas de nuestros conciudadanos y conciudadanas y nuestra dignidad.

 Politikaren ordua da. Norbaitek erreforma fiskala dela eta Navarra is not business friendly idatzi du. Gure ustetan, neurri guzti hauekin, Nafarroa is social justice and employment friendly. Egin dezagun bat aurrera, bederen!

 

Eskerrik asko!

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

advert

No comments yet.

Leave a Reply

*

 

€UROESTAFA: Un documental incómodo

El 25-M ha sido el escenario en el que se han manifestado a través de las urnas indicios evidentes de desacuerdo […]

Geroa Bai en el Foro Social de Lokarri

  Mikel Armendariz de ZABALTZEN, Asociación integrada en GEROA BAI Como inicio a la exposición se podría decir que el […]

LODOSA. Memoria para sus víctimas y un acuerdo ejemplar e histórico

  LODOSA homenajea institucionalmente el próximo sábado a sus 131 hombres y mujeres asesinados en 1936. 34 años después de […]

La rebotica de las conversaciones ETA-Estado

Hace unos días ETB emitía el  documental “Memorias de un conspirador”, en el que el presidente del PSE-EE, Jesús Egiguren, tuvo […]

«Nos sentimos tan responsables de los atentados en los que participamos como de los demás»

Entrevista con Carmen Gisasola, del colectivo Nanclares de presos. Recomendamos la lectura de esta entrevista en profundidad que fue publicada […]

¿Tiene el Régimen Plutocrático Navarro prevista la sucesión al Régimen?

  Por ANTTON, miembro de ZABALTZEN, Asociación integrada en GEROA BAI A demasiada gente nos sorprende que personas poco sospechosas […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR