Seguir haciendo Historia. Hacia la 2ª Transición

“Estamos haciendo Historia, y vamos a seguir haciendo Historia”.

Son palabras que Uxue ha mencionado durante todo su mandato, y que nos invitan a que hagamos un viaje en el tiempo si queremos interiorizarlas en toda su intensidad.

Hay quien desde fuera de Geroa Bai dice que «Uxue ha sido la mejor presidenta de la Historia», y no lo vamos a discutir. Pero quienes en Política «quieren seguir haciendo Historia» no pueden quedarse en la «expresidencia o sus siglas». Precisamente porque Geroa significa Futuro. Este artículo es una invitación a la reflexión para «seguir haciendo historia» bajo la base de 3 preguntas básicas:

¿Qué valores ha aportado a Navarra el gobierno que presidió Uxue Barkos? ¿Qué valores aporta a la sociedad navarra el nuevo gobierno que preside María Chivite?  ¿Qué aporta Geroa Bai a Navarra desde estos gobiernos?

De lo que históricamente supuso el Acuerdo para el Gobierno Barkos…

Navarra nunca será la misma. Ofrecemos toda nuestra colaboración para impulsar un gobierno de mayoría progresista y abiertamente pluralista que aproveche las iniciativas puestas en marcha por el Gobierno del Cambio. Nunca más una «Navarra de los Quesitos».

 Estas palabras pronunciadas por Uxue Barkos en la misma noche del 26M son una referencia para los próximos 4 años.

  • Porque no sería posible el actual Gobierno de Navarra sin el Gobierno del Cambio.
  • Porque se abrió el camino para seguir construyendo una Navarra solidaria desde una visión progresista y pluralista, y consolidar en Navarra la imprescindible Segunda Transición.

 Estamos haciendo Historia, y vamos a seguir haciendo Historia

Esta cita de Barkos, repetida durante su mandato, está plenamente vigente. Vamos a comprobarlo.

La Primera Transición

.

En el último tercio del siglo XX, Navarra evolucionó de manera extraordinaria en su sociología. Emergía una nueva sociedad civil mucho más abierta, dinámica, democrática, plural y transformadora que sus élites político-institucionales, mediáticas o culturales, firmemente arraigadas en el poder. Unas élites que, además de suponer la derecha más reaccionaria del Estado (con desarrollo autónomo propio durante la guerra y el franquismo), cultivaban un arquetipo de “lo navarro” absolutamente excluyente para con una gran parte de nuestra sociedad. En esa realidad polarizada entre lo nuevo y lo viejo también incidía la actividad terrorista de ETA que, además de causar en la sociedad un enorme sufrimiento sin sentido alguno, inutilizaba a una parte de la izquierda para cualquier actividad parlamentaria en la recién estrenada democracia.

En ese panorama, con una Derecha que se heredaba a sí misma en las estructuras de poder,  Navarra llegó más tarde que nadie a aquello que se llamó Transición (y que ahora llamaremos Primera Transición). No fue en 1979, sino en 1984, cuando se pudo constituir en Navarra el primer gobierno de mayoría progresista, liderado por el PSOE con el indispensable apoyo del nacionalismo democrático (después de enfrentarse a un intento fáctico para que gobernase la Derecha)

Aquella Primera Transición quedó truncada unos años más tarde, tras importantes episodios de corrupción en el campo socialista convenientemente adobados por la Navarra fáctica y el reclamo de la “cuestión de Estado”. Efectivamente, en 1996 el socialista Otano, que presidía un gobierno de coalición PSOE-CDN-EA con apoyo externo de IU, tiene que dimitir salpicado por el escándalo. El PSN se disuelve y, conducido por una Gestora, entra de lleno en su «etapa sistémica» de sumisión a la Derecha en el llamado Corralito Foral.

La nueva situación nos convertía en la única Comunidad de todo el Estado en que el PSOE sostenía al gobierno de la Derecha. Nacía así la «Navarra de los Quesitos” pilotada por Miguel Sanz: 19 años en los que una ciudadanía mayoritariamente progresista era gobernada por una “Navarra institucional” más a la derecha y antivasca que la mayoría social.

Nace Nafarroa Bai y continúa en Geroa Bai

.

La Navarra excluida de esa mayoría social “hacía Historia” creando Nafarroa Bai en 2004. Le puso voz a esa otra Navarra: la vasca, la progresista, la pluralista, la que apostaba por la paz plena y la convivencia, la comprometida con el autogobierno; la que reclamaba que Navarra fuera sujeto político y, nunca más, objeto político. Dimos testimonio en Madrid de “la otra Navarra”, y logramos ser  la 2ª fuerza en Navarra en 2007. Sufrimos el Agostazo que nos recordó que “la cuestión de Estado” imponía que el Gobierno de Navarra no se decidiera en su Parlamento Foral, sino en oscuros despachos de Madrid y Pamplona.

Volvimos a hacer Historia en 2011, recogiendo en Geroa Bai el espíritu, la música, la letra y la mejor intérprete de NaBai: Uxue Barkos. De nuevo, en Madrid. Pero faltaba impulsar en Navarra esa “Segunda Transición”. Una transición hacia una nueva centralidad: más acorde con su sociedad civil, más progresista en su concepción social y claramente abierta y plural en sus formas de sentir la navarridad.

Navarra debía quitarse el lastre de ser “cuestión de Estado” y poder decidir libremente su gobierno desde su propio Parlamento. Navarra tenía que dejar de ser “objeto” de objetivos políticos externos a ella para ejercer directamente de “sujeto” político, y así profundizar en los valores más radicales de la Democracia, sin exclusiones.

El Gobierno del Cambio

Esa Segunda Transición se inició en 2015, cuando una mayoría parlamentaria impedía la repetición de la aritmética de la “Navarra de los Quesitos”.

Esta mayoría progresista suscribía un Acuerdo Programático de Gobierno pluralista, y, por primera vez en 19 años, elegía una Presidencia del Gobierno desde el Parlamento, sin injerencias de la “cuestión de Estado”. Una mayoría de 26 a la que se invitó a sumarse al PSN, que prefirió abstenerse.

Un Gobierno del Cambio que hacía Historia con su llegada, y también con su acción de gobierno. El gobierno de Barkos hizo caer el mito: ni UPN era el único gestor, ni tan siquiera había sido un buen gestor. Además de ser el responsable político de hacer desaparecer Caja Navarra bajo el liderazgo plutocrático de Sanz y Goñi, dejaban las arcas forales vacías, con déficits encadenados e hiperendeudadas.

  • Se logró equilibrio en las cuentas con el objetivo último de lograr la equidad.
  • Del déficit cronificado desde 2008 en Navarra se pasó al superávit desde 2017;
  • Se redujo el endeudamiento multiplicado por 5 por UPN;
  • De un remanente negativo de Tesorería heredado se pasó a un remanente positivo;
  • Tras varios años con gobiernos de UPN con presupuestos prorrogados, se consiguió la estabilidad institucional de aprobar 4 presupuestos en 4 años,…
  • Y se logró una histórica negociación de la nueva Aportación Foral al Estado.

El Equilibrio permitió acometer cotas importantes en el camino de la Equidad:

  • reduciendo los índices de pobreza,
  • revirtiendo los recortes y mejorando todos los índices del estado de bienestar,
  • incrementando el acceso a vivienda pública
  • e implementando el primer Plan de Inversiones Locales para los ayuntamientos navarros desde 2011.

Navarra fue también la última Comunidad en abordar la terrible deuda de la Memoria Histórica del 36 y del franquismo; y la última comunidad en dotarse institucionalmente de la atención a las víctimas del terrorismo, para fijar las bases éticas de una Navarra en Paz y Convivencia porque los Gobiernos anteriores no lo habían hecho. Asistimos también al final de ETA, sin blanqueos y con un posicionamiento institucional inequívoco como la Declaración de Bértiz de los dos lehendakaris, Barkos y Urkullu.

El gobierno Barkos ha librado la batalla del Pluralismo ante la sociedad cainita que cultivan esas élites, que todavía hoy perviven. Se ha promovido el respeto a las diferentes maneras de sentir la navarridad, y el orgullo de promover el desarrollo y convivencia de las lenguas propias de Nafarroa. Sí, se ha hecho Historia. Ahora toca seguir haciéndola.

Publicado en Diario de Noticias

Firman este artículo: Koldo Martínez, Esther Cremaes, Ana Ansa, Jabi Arakama, Juana García, Pello Salaburu, miembros de Zabaltzen, asociación integrada en Geroa Bai

…A lo que supone históricamente el Acuerdo para el Gobierno Chivite

Tras los hitos que supusieron 2004, 2007, 2011 y 2015 en la visualización institucional de la mayoría social navarra, más progresista y plural que las élites que mandaban en Navarra, toca ahora seguir haciendo Historia y construir lo que hemos dado en llamar Segunda Transición.

Navarra nunca será la misma. Ofrecemos toda nuestra colaboración para impulsar un gobierno de mayoría progresista y abiertamente pluralista que aproveche las iniciativas puestas en marcha por el Gobierno del Cambio

Esta frase de Uxue Barkos la misma noche electoral del 26M lo deja claro: el capital humano y social del Gobierno del Cambio no puede quedarse en una legislatura.

Por encima de visiones tácticas, Uxue Barkos y Geroa Bai proclamaban que correspondía al PSN y a María Chivite intentar la investidura como fuerza progresista más votada. Algo que, por cierto, hace de Uxue Barkos la primera Presidenta que impulsa un nuevo gobierno que sea presidido por una persona de otra formación política. Eso también es hacer Historia.

Para concretar esas intenciones, tanto PSN como Geroa Bai debíamos vencer años de agravios y desconfianzas mutuas, tejidas en tantos años de «Navarra de los Quesitos» y Corralito Foral. Recordar aquellos sueños de nuestros mayores que nos hablaban del necesario entendimiento del nacionalismo y la izquierda vasquista con el PSOE (Manuel Irujo, Constantino Salinas, …), comprometernos con la mayoría social progresista para ser capaces de gobernar para todos y todas.

Para que fuera el Parlamento de Navarra, y no despachos fácticos de Madrid y Pamplona, quien eligiera a su Presidenta. Para negociar un Programa de Gobierno que recogiera las iniciativas de progreso del Gobierno del Cambio y apostase radicalmente por el Pluralismo.

Conscientes de hacer Historia

.

¡Teníamos que ser conscientes y  fieles a la Historia que estábamos escribiendo!

El objetivo era crear un gobierno al que no le costara elegir sus prioridades sociales desde la izquierda y el progresismo, pero que asumiese decididamente el reto pluralista de llevar a las instituciones navarras la convivencia de identidades que se da de manera natural en nuestras calles.

Eso es el Acuerdo Programático de 2019 y el gobierno de coalición que preside María Chivite: la mejor opción coherente con lo que han expresado las urnas en Mayo de 2019.

Pero, no lo olvidemos,

  1. La ruptura con el régimen anterior que supuso el Gobierno Barkos de 2015 necesitaba continuidad para consolidar la Segunda Transición.
  2. El Gobierno de 2019 no sería posible sin la ejecutoria del Gobierno de Uxue Barkos.

Así lo reconoce la propia presidenta Chivite:

Estamos ante un acuerdo entre la izquierda y el nacionalismo que no es nuevo ni en España ni en Navarra, y se ha demostrado eficaz cuando los actores se sitúan en la centralidad política. Centralidad que refleja la pluralidad pero que sabe dejar a un lado las diferencias, legítimas en democracia, para anteponer cuestiones de calado progresista que responden a una sensibilidad social mayoritaria. “Este es un gobierno que aprovechará las iniciativas puestas en marcha por el gobierno anterior”.

Efectivamente, el actual es un gobierno que debe aprovechar la herencia recibida del gobierno anterior en materia de equilibrio de las cuentas, y que debería aprovechar las iniciativas puestas en marcha en materia de equidad y desarrollo económico-social.

Este Gobierno se encuentra en las mejoras condiciones para que Navarra sea el mejor ejemplo de Equilibrio Territorial, haciendo así también un reconocido homenaje a tantas personas anónimas que se dejan la vida en nuestros ayuntamientos y concejos. Porque Navarra tiene a la mitad de la población en Pamplona y su Comarca… y a la otra mitad en el resto del Territorio. Tenemos que llevar el Gobierno de Navarra a su Territorio; integrar lo urbano con un mundo rural vivo; integrar modelos económicos y culturales distintos con un sentimiento común en la Montaña, la Zona Media y la Ribera. ¡Estamos a tiempo!

Consolidando la Segunda Transición

.

Desde Geroa Bai, testigos de la lealtad que hubo entre las 4 fuerzas en 2015, vamos a defender la misma lealtad en este gobierno, sabiendo que cada gobierno tiene su propia personalidad.

Mientras al Gobierno Barkos le tocó interpretar la “ruptura con la Navarra fáctica” con su cambio sereno al tiempo que profundo, al Gobierno Chivite le toca consolidar esta Segunda Transición. Y, en ese camino, a Geroa Bai le toca trabajar a diario por la coherencia entre ambos gobiernos.

Somos conscientes de que esta convivencia en el mismo gobierno de las diferentes maneras de sentir la navarridad va a encontrar naturales diferencias que superaremos desde el debate, el respeto y el consenso; como se hace en la calle.

Pero en este camino encontraremos a diario piedras lanzadas por las incansables élites sistémicas que aspiran a “recuperar su Navarra”. Las actitudes persistentes y empecinadas que sigue manteniendo UPN y la Derecha para volver a «su Navarra», supone nuestra prueba del algodón de que estamos acertando en el empeño.


Para superar estas dificultades necesitaremos valentía, firmeza y generosidad. Y Geroa Bai ha demostrado tenerlas y ejercerlas.

Siempre lo dijimos: Geroa Bai hubiera deseado en 2015 integrar una mayoría parlamentaria progresista de 33, pero no fue posible. Hubiéramos deseado en 2019 integrar una mayoría parlamentaria de 30, y sólo ha sido posible para la elección de Unai Hualde como Presidente del Parlamento.

Más allá de la Gestión

.

Tenemos una importante representación en este gobierno de coalición. Aportamos experiencia en la gestión, decisión transformadora y capacidad de diálogo y encuentro con nuestros socios. Y compromiso institucional de gobernar para todos y todas las navarras.

Más allá de la gestión, y superando pasados, Geroa Bai debe empeñarse en favor del entendimiento de las diferentes izquierdas parlamentarias, para dotar del máximo de estabilidad a esta apuesta por consolidar en Navarra esta Segunda Transición. Para sustituir el enfrentamiento por el debate, y el antagonismo de identidades por la confrontación democrática de ideas.

Para ello tenemos un gran grupo parlamentario, y nuestra portavoz tiene el pedigrí de haber sabido entenderse y pactar; tanto ahora con la izquierda que quedó fuera de la mayoría en 2015 (PSN), como entonces con la izquierda que ahora ha quedado fuera del acuerdo de gobierno (EH Bildu).

Este es el reto y el momento de seguir haciendo Historia, construyendo futuro para la Navarra de todas y todos.

Publicado en Diario de Noticias

Firman este artículo: Koldo Martínez, Esther Cremaes, Ana Ansa, Jabi Arakama, Juana García, Pello Salaburu, miembros de Zabaltzen, asociación integrada en Geroa Bai


Así te lo contamos en este Hilo de Twitter:


advert

No comments yet.

Leave a Reply

 

*

€UROESTAFA: Un documental incómodo

El 25-M ha sido el escenario en el que se han manifestado a través de las urnas indicios evidentes de desacuerdo […]

Geroa Bai en el Foro Social de Lokarri

  Mikel Armendariz de ZABALTZEN, Asociación integrada en GEROA BAI Como inicio a la exposición se podría decir que el […]

LODOSA. Memoria para sus víctimas y un acuerdo ejemplar e histórico

  LODOSA homenajea institucionalmente el próximo sábado a sus 131 hombres y mujeres asesinados en 1936. 34 años después de […]

La rebotica de las conversaciones ETA-Estado

Hace unos días ETB emitía el  documental «Memorias de un conspirador», en el que el presidente del PSE-EE, Jesús Egiguren, tuvo […]

«Nos sentimos tan responsables de los atentados en los que participamos como de los demás»

Entrevista con Carmen Gisasola, del colectivo Nanclares de presos. Recomendamos la lectura de esta entrevista en profundidad que fue publicada […]

¿Tiene el Régimen Plutocrático Navarro prevista la sucesión al Régimen?

  Por ANTTON, miembro de ZABALTZEN, Asociación integrada en GEROA BAI A demasiada gente nos sorprende que personas poco sospechosas […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies