Aintzane Ezenarro y GEROA BAI en un acto por la «Paz y la Convivencia»

Solo una sociedad civil exigente puede cambiar actitudes sectarias

Aintzane Ezenarro

Geroa Bai y Aintzane Ezenarro compartiendo presente para mirar al Futuro. Klik para agrandar

Un honor para las mujeres y hombres de GEROA BAI compartir la mirada al Futuro con Aintzane Ezenarro para construir una sociedad vasca en Paz y Convivencia. Aintzane conserva la frescura y el espíritu crítico e integrador que al final no pudo caber en lo que queda de Aralar. El mismo espíritu que sí cabe y compartimos en Geroa Bai, y del que nos dejó unas cuantas perlas que tratamos  aquí de reproducir.

Una sociedad reconciliada y en paz necesita CONFIANZA, y pasa por AUTOCRÍTICA SINCERA.

 

Hay que desarrollar una política que mire al diferente de otra manera, superando una CULTURA BÉLICA.

«Puede haber una sociedad sin violencia pero que siga siendo sectaria», advierte Aitzane Ezenarro para quien la paz no se construye únicamente sin el silbido de las balas: «ETA ha dejado de matar pero lo cierto es que no percibo un cambio de actitud en la vida diaria. Estamos acostumbrados a unas formas de actuar, como si fueran obvias… y cambiar ésto va a costar».

La ex parlamentaria de Aralar en la CAV comparte la idea del ex primer ministro irlandés Bertie Ahern de que no sólo hay que desarmar las armas sino también las mentes; «cuesta mucho más pero hay que hacerlo». La que también fuera miembro de Elkarri participó en una charla organizada por Geroa Bai bajo el lema Paz y Convivencia, acompañada por Uxue Barkos, diputada de Geroa Bai, y Manu Ayerdi, parlamentario de NaBai.

La promotora de la Ponencia sobre Paz y Convivencia en el Parlamento vasco fue expulsada por Aralar al apoyar una conferencia que fue rechazada por la ejecutiva de su partido por no estar presente la izquierda abertzale. Ezenarro cree que la CAV ha ganado un clima de confianza que se va a mantener en la próxima legislatura, y «ojalá Navarra sume algo».

En el próximo mandato, una vez que la ponencia ya está en marcha, habrá partidos que entrarán, en alusión a la izquierda abertzale, y otros que no podrán desvincularse (PP). Hemos pasado de una etapa de violencia que ha durado 25 años a otra situación de no violencia,» que esperamos sea definitiva», pero que no garantiza por sí sóla una «convivencia conciliada. Vivimos en un escenario político y social que evita la reflexión, al menos desde dos extremos», indicó. Algunos la evitan porque el «espejo les devuelve una imagen que no les gusta para nada», y otros parapetados en «la vorágine electoral».

«La sociedad civil tenemos que exigir una construcción de la memoria con asunción de responsabilidades, desde una autocrítica sincera, que genere confianza en el otro, para poder construir una sociedad conciliada», reiteró. «Personas que han hecho de su acción política la presión y el machaque al vecino tienen que reconocer que se han pasado, y comprometerse a cambiar de actitud. Y ésto sólo se consigue con una sociedad civil exigente», abundó. «Algunos intentan no mirarse al espejo y dicen que piden disculpas si han hecho daño o han trasladado quizá una imagen de insensibilidad… es de un cinismo que no se sostiene, y vuelven a eludir su responsabilidad», en relación a Batasuna. «Nos falta en el espacio abertzale ser más exigentes en el tema de derechos humanos», subrayó.

SUPERAR UNA CULTURA BÉLICA

A su juicio, es necesario instaurar una nueva cultura política que intente mirar al diferente de otra manera superando una «cultura bélica» o, al menos, quienes han mirado al que piensa diferente, «como enemigo y contra el que todo vale, desde la muerte, hasta la presión o el rechazo, no hablar…». En definitiva, lograr una sociedad «más respirable». Reconoció además las aportaciones a una nueva cultura política como la Andde Sainte Marie, de Abertzalen Batasuna. Por el contrario, ha habido quienes no han querido hacer autocrítica. Sectores que «han mantenido y justificado la estrategia político militar durante 35 largos años de democracia tienen que reconocer que ha sido un desastre político y social pero, sobre todo, humano. Un error de consecuencias nefastas». Existen dos modelos de transición, la española que puso el «foco» en el olvido y en «eludir la depuración de responsabilidades, por lo que han hecho falta 30 años para que vea la luz una ley de memoria «deficiente», y otro que «impera» a nivel internacional basado en una memoria inclusiva bajo los principios de «verdad, justicia y reparación». Mirar al pasado es la única forma de «aprender y de garantizar que nunca más volveremos a repetirlo, reconocer lo que se ha hecho mal para poner las bases de futuro»: Éste es el modelo que se ha acordado en la ponencia para la paz en el País Vasco donde han participado todos los partidos que «han querido porque «todos han tenido las puertas abiertas». «Y algunos han puesto excusas para no participar porque temen la reflexión», apuntó.

Ezenarro destacó que lo acordado en la Ponencia de Paz descansa en unos principios éticos porque «queremos una paz con memoria para aprender». Pasos importantes fueron la aprobación en 2008 de la Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo que incluye a ETA y todos los grupos armados. Quedaban fuera las víctimas policiales, y en esta última legislatura se trabajó «gracias a la persistencia de algunos» lo que ha conseguido que «hasta el PP reconozca el derecho de todas las víctimas a ser reparadas». Queda pendiente para la nueva legislatura tramitar un segundo decreto para reconocer a las víctimas policiales desde 1978 hasta hoy. Otro reto es afrontar una investigación «independiente» sobre la tortura y encargar este trabajo a varias universidades para que, al menos, «aflore la verdad y poder reparar a esas víctimas», y la creación de un Instituto de Memoria y Derechos Humanos -en trámite- donde se aborde la «memoria de todas las violencias, de la Guerra Civil, de ETA, grupos armados como el GAL…».

La ponencia también debe hacer aportaciones en política penitenciaria y para reincorporar a los 700 presos. «Hay quien dice que negocie ETA con Madrid, pero no estoy de acuerdo, la sociedad vasca tiene mucho que decir». Lo ideal, apuntó, es lograr amplios acuerdos entre todos los sectores políticos como ocurrió en Irlanda. Y abordar los pasos que se pueden hacer «ya», desde la liberación de presos estrictamente políticos o enfermos hasta una hoja de ruta con condiciones para su reincorporación». En Irlanda el plan de excarcelación exigía la firma de compromisos de rechazo a la violencia o de participar en grupos armados. Aquí tenemos el «ejemplo» de los presos de la vía Nanclaresque han generado «confianzas por su reconocimiento del daño de forma sincera, humilde y honesta». Reprobó por ello que «por cumplir la legalidad, lo mismo que ha hecho Batasuna para ser legal que fue acatar la Ley de Partidos, se les niega esa vía para reinsertarse y se les margina por el colectivo mayoritario».

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

advert

No comments yet.

Leave a Reply

 

*

€UROESTAFA: Un documental incómodo

El 25-M ha sido el escenario en el que se han manifestado a través de las urnas indicios evidentes de desacuerdo […]

Geroa Bai en el Foro Social de Lokarri

  Mikel Armendariz de ZABALTZEN, Asociación integrada en GEROA BAI Como inicio a la exposición se podría decir que el […]

LODOSA. Memoria para sus víctimas y un acuerdo ejemplar e histórico

  LODOSA homenajea institucionalmente el próximo sábado a sus 131 hombres y mujeres asesinados en 1936. 34 años después de […]

La rebotica de las conversaciones ETA-Estado

Hace unos días ETB emitía el  documental «Memorias de un conspirador», en el que el presidente del PSE-EE, Jesús Egiguren, tuvo […]

«Nos sentimos tan responsables de los atentados en los que participamos como de los demás»

Entrevista con Carmen Gisasola, del colectivo Nanclares de presos. Recomendamos la lectura de esta entrevista en profundidad que fue publicada […]

¿Tiene el Régimen Plutocrático Navarro prevista la sucesión al Régimen?

  Por ANTTON, miembro de ZABALTZEN, Asociación integrada en GEROA BAI A demasiada gente nos sorprende que personas poco sospechosas […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies