jue. Ago 18th, 2022

por Manuel López Merino,

Último director general de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad Municipal de Pamplona y primer director general adjunto de la nueva Caja Navarra

Impertérrito: «Que no se altera ni se asusta ante situaciones difíciles o peligrosas». Dicen los tópicos que «los navarros somos muy bravos, navarricos valientes», pero la realidad es que hay una parte de la sociedad que traga o mira para otro lado cuando se vapulea a la mayoría de la sociedad. Es la Navarra Impertérrita. L@s que apostamos por el Cambio queremos acabar con estas situaciones. Y el primer camino es la información. Leer este artículo de M. López Merino nos sitúa ante el espejo de una realidad bochornosa. Un@ se pregunta si no lo deberíamos haber sabido antes.

El Sr. Miranda, consejero de Economía y Hacienda, ve «totalmente ético» cobrar un sobresueldo de 60.000 Euros de la extinta CAN. Es decir, que cobrar 1.700 euros por sesión de la Junta de Entidades Fundadoras y otros 1.700 euros por cada sesión de la Junta Permanente de la Junta de Entidades Fundadoras, es algo laudable. Pues bien, Sr. Miranda, eso no es ético ni laudable. Aunque no sea ilegal, es decir, sea legal. Aunque sea opaca y desconocida para el resto de los consejeros y no digamos para la sociedad en general a la que Ud. se debe y le debe transparencia.

Le voy a explicar por qué no es ético. Espero que nos entendamos porque Ud. no es nada tonto, aunque en estos momentos esté ofuscado.

Primero voy a adelantar quién soy. Fui el último director general de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad Municipal de Pamplona y el primer director general Adjunto de la nueva Caja Navarra, fruto de la fusión de ambas Cajas. Hasta ahora, nunca he aparecido en prensa. Llevo 10 años de silencio pero no ciego ni sordo.

Hace muchos años Josep Plá escribió que había abandonado los estudios de Derecho, porque, llevando cinco años en la Facultad, solo había oído hablar de legalidad y nada de justicia. ¿Me sigue hacia dónde voy? Pues bien, si la Junta de Entidades. es consultiva, no decisoria y no ejecutiva, me pregunto qué informaciones adicionales, qué deliberaciones, qué responsabilidades y, sobre todo, cuánto trabajo adicional exige la Junta Permanente… Parece redundante y excesiva. Trabajo repetitivo. Trabajo inútil. O más bien trabajo virtual. Pero dinero real de curso legal.

anuncio un tanto cínico de la entidad. Klik para agrandar

Pues bien, cobrar 1.700 euros por sesión de un trabajo de tal índole es desproporcionado. Cobrar 1.700 euros por sesión cuando la inmensa mayoría de ciudadanos declarantes de renta apenas rozan los 1.000 euros por mes de trabajo me parece INJUSTO. Y lo que no es justo, Sr. Miranda, no es ético.

El Padre Díez Alegría S.J. dijo una vez que lo que no es humano, lo inhumano, no puede ser cristiano. Igualmente lo que no es ético no puede ser socialmente ni políticamente correcto. Aquí, como dicen los italianos «manca finezza». El concepto de moralidad es muy sutil. Muy fino y delicado. Uds. han sido bastos hasta la zafiedad.

Además de poco éticos absolutamente nada estéticos.

 Sabrá Ud. que con los 1.700 euros de cada sesión duplicada se pueden abonar 3 rentas básicas. Precisamente esas rentas básicas que a su Gobierno tanto les cuesta abonar porque, previamente tienen que verificar y valga la redundancia, «la veracidad» y la absoluta necesidad de los demandantes para no morirse de hambre.

 

Argumenta Ud. que siempre se ha hecho, que forma parte del sueldo, que Ud. es un trabajador, etcétera, etcétera.

Pues bien, aunque siempre ha habido criminales y mangantes o gente que no cumpla el Código de Circulación, su frecuencia o repetición nunca hace que las malas acciones de conviertan en buenas, o las punibles en justas. Ud. es consejero porque quiere. Déjelo en cualquier momento y gánese el sueldo, sin subterfugios, en cualquier empresa.

¿TRANSPARENCIA Y PARTICIPACIÓN?

A mí el 16-7-1999, alguien por orden del presidente (Sr. Sanz) me hizo una llamada proponiéndome una consejería. Agradecí el honor y pedí 2 días para decidir. El día 19-7-1999, a las 10 de la mañana, le agradecí en su despacho al Sr. presidente el honor y la deferencia y decliné aceptar la oferta. No quiero decir qué consejería por respeto a la persona que la ocupó seguidamente.

Tres razones me impulsaron y así lo manifesté: 1º Por mi experiencia y conocimientos me creía más útil en la Caja (Así me fue). 2º No tenía vocación política. 3º No fue necesario explicarla. no iba a percibir de consejero un sueldo como el que tenía de director general en la Caja. El Sr. Maya dice que es muy complejo «renunciar». Es muy fácil. Que dimita de la Junta. y de la otra Junta.

Yo dimití de mi puesto de director general adjunto de la CAN por razones que en entrevista con el presidente Sr. Sanz le expuse el 14-2-2001. Como vi que no iba a conseguir aumentar la eficacia, al día siguiente lo notifiqué notarialmente. El día 21-4-2001 por medio de un emisario me eliminaron de director general adjunto y me despidieron como empleado (con plaza ganada mediante oposición). Me pusieron en la calle de manera injusta e ilegal. La Caja fue condenada dos veces. A indemnizarme por el cese de director general y a indemnizarme o readmitirme como empleado.

A propósito de mi indemnización como director (5 anualidades de sueldo) el Sr. Alli en el Parlamento dijo que era un «escándalo». Sr. Alli: Para mí es un escándalo que Ud. cobre como catedrático de la UPNA (que lo es y trabaja), que además cobre ¿cuánto? en dietas como parlamentario, que además cobre 50.000 euros (el año 2010) de la Caja y que además siga con coche oficial y guardaespaldas. Y así durante más de 15 años. Todo legal.

 

Y ahora entramos en el escándalo de mi sueldo.

Entré en la Caja Municipal de subdirector después de superar una oposición pública. A los dos años me nombró director general el Consejo de la Caja. Después de 2 contratos temporales, siendo presidente el Sr. D. José Javier Chourraut y para afianzarme en la Municipal, se hizo mi contrato indefinido.

Un poquito más de cinismo

 ¿Cómo se fijó mi sueldo?

El Sr. Chourraut como presidente envió sendas cartas a los presidentes de las cinco Cajas en tamaño superiores a la Municipal y a las cinco Cajas inferiores en tamaño, con el ruego de que, confidencialmente, le informasen del sueldo de los directores al responsable de Recursos Humanos de la Caja. Obtenidos los sueldos de aquellos diez directores se hizo la media aritmética. Pues bien, con 57 años me pusieron en la calle. Me fui a Madrid y comencé a asesorar empresas.

Salvador de Madariaga escribió en su libro “Amanecer sin mediodía”, que alguien le dijo: Los españoles prefieren los huevos fritos a la libertad. A lo que él contestó: Bien, hagamos una cárcel gigantesca, metamos a todos dentro y démosles huevos todos los días. La verdad es que algunos preferimos la independencia aunque nos traiga problemas y necesidades.

 Pero sigo con los escándalos.

 La indemnización de 5 anualidades de director general a que fue condenada la Caja a abonarme fueron 882.000 euros. El sueldo de los dos primeros ejecutivos de la actual Banca Cívica Sr.Goñi y Sr. Pulido son 7.500.000 euros. Es decir, 3.750.000 euros al año cado uno. Así pues, mi sueldo de cinco años se lo pagan al Sr. Goñi en ¡3 meses! Hay que añadir además 5 millones de un Seguro a compartir con otros ejecutivos.

Pero además, según leo en la página 160 del «Folleto informativo de la O.P.V. de suscripción de acciones de Banca Cívica (Junio de 2011: Véase C.N.M.V.) «La Comisión de Nombramientos y Retribuciones.. Acordó introducir un plan de incentivos en acciones o instrumentos referenciados al valor de las acciones para los Consejeros Ejecutivos y Directivos de Banca Cívica, concebida para que los incentivos estén en consonancia con el interés a largo plazo de la entidad de crédito, que se someterá a la Primera Junta General de Banca Cívica que se celebre tras la salida a Bolsa»

Aparte quedan piso en Madrid, coches de altísima gama, guardaespaldas, etcétera, etcétera. En los últimos 6 años, la Caja Navarra se ha ido degradando patrimonial y financieramente, hasta tal punto que la otrora orgullosa absorbente de la Caja Municipal de Pamplona ha venido a ser casi absorbida por CajaSol. El domicilio social se ha ido a Sevilla. Los centros de decisión de la “Caja aforada” están en Madrid y Sevilla.

Sr. Sanz, Alli y otros que han estado en el Consejo de la Caja ¿No se han escandalizado? ¿No han llevado su escándalo al Parlamento? Lo comprendo, lo comprendo

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + quince =

*

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies